EL PRELUDIO

Hacía ya unos años que no se disputaba un duatlón (prueba en la que se corre, monta en bici y se corre otra vez) por equipos en la ciudad de Segovia, probablemente desde que fue campeonato de España de la modalidad en el año 2010.

Para los familiarizados con el mundo del triatlón, el duatlón por equipos es una prueba conformada por entre 4-6 componentes, en la que tienen que realizar todas las partes de la prueba a la vez y en la que mínimo tienen que llegar 4 de esos componentes a la meta, donde se contabiliza el tiempo realizado por el cuarto componente.

En la prueba de este domingo, se establecieron dos modalidades: Federados y no federados, en las que además se competía en distancias diferentes. Los primeros recorrían 5km corriendo-20km en bici-2,5km corriendo y los segundos, 2,8km corriendo-10km en bici y 2,5km corriendo.

En nuestro caso, competimos en la categoría de no federados, ya que éramos varios los que no estábamos federados y además no pertenecíamos al mismo equipo de triatlón.

Después de varias semanas buscando “fichajes”, el equipo acabo conformado por sólo 4 componentes: Edu, Isma, Chuchi y yo. La idea era hacer un equipo lo más homogéneo posible, sino, en caso contrario, habría algún componente que lo iría pasando mal o simplemente no podría aguantar el ritmo. Además, esperábamos que en la medida de lo posible, no tener ningún altercado durante la carrera, ya que si alguno no llegaba a la meta seríamos descalificados.

LA CARRERA

El único que no tenía experiencia en correr duatlones era Chuchi, por lo que le explicamos un poco por encima el tema de las transiciones, cambio de zapatillas, ponerse el casco…Pero vamos, para no tener experiencia se apaño muy bien.

En mi caso, no las tenía todas conmigo, en las últimas semanas no había corrido prácticamente nada debido a una pubalgía que aún no ha remitido y no sabía si sería capaz de correr por debajo de 4min/km. Mi objetivo era aguantar a estos “fieras”.

La estrategia de carrera era clara, ir a un ritmo rápido pero guardando lo que buenamente se pudiera para la bici y después acabar la carrera a pie final de la mejor manera posible.

Así, en la primera carrera a pie ya fuimos doblando a equipos que habían salido anteriormente a nosotros (los equipos salían cada minuto y nosotros éramos el 9º equipo en salir). No se nos dio mal, alrededor de 3:45min/km y parecía que íbamos todos bastante enteros. Otra historia fue la transición, la salida a la bici no estaba muy bien indicada y perdimos algo más de tiempo de lo necesario.

Duatlón Segovia 2017 1º Carrera

En la bici, salí demasiado rápido y tuve que esperar a que nos reagrupáramos. Yo iba bastante cómodo y a Chuchi se le veía muy bien (tanto que daba relevos que nos dejaba clavados…). Al ver que no íbamos a un ritmo constante, decidí ponerme a tirar a un ritmo lo más rápido que pudiera pero sin ir a tirones, así iríamos todos juntos y me irían dando relevos más progresivos Edu e Isma.

Duatlón Segovia 2017 1º Transición

Aquí en la bici, también doblamos a varios equipos que habían salido por delante nuestra, por lo que nuestra moral aumentaba y seguíamos yendo lo más rápido que podíamos. Al finalizar la segunda vuelta, había que hacer la transición de la bici a correr, lo habitual es descalzarse antes del área de transición para hacerlo lo más veloz que se pueda.

Duatlón Segovia 2017 2º Transición

Ya en la última carrera pie, era yo el que claramente iba peor al ritmo que estaba poniendo Isma (que bien va al final, en la última transición), muscularmente iba bastante mal, en bici había trabajado bastante y correr después siempre es complicado. Al final, nos salió el parcial por debajo de 4min/km, lo cual no está nada mal.

Duatlón Segovia 2017 meta

Sorpresa la nuestra al llegar a la meta…eramos los primeros en terminar y por tanto los primeros de la general. ¡Buen trabajo chicos! ¡Somos un gran equipo!

Dejo un vídeo con la llegada a meta